Archivo de la categoría ‘Automasajes’

Aceites esenciales para automasajes

Las distintas técnicas de automasajes tienen la función de estimular o relajar el cuerpo, dependiendo del efecto que se quiera lograr; y los aceites acompañan a los masajes aumentando su eficacia e incorporando otras propiedades. No deben aplicarse puros sino que deben diluirse en otros aceites que se denominan “vehiculares” o “base”; por ejemplo, el aceite de soja, de girasol, de jojoba o de germen de trigo. La proporción es de 10 mililitros de aceite esencial por cada 50 de aceite base. El aceite vehicular debe elegirse según el tipo de piel. Para hacer masajes corporales, el ideal es el de girasol.

Masajes capilares con aceite de almendras

Masajes capilares: mueva el cuero cabelludo con la yema de los dedos. Esto estimula la circulación de la sangre hacia los folículos del pelo y las terminaciones nerviosas. Antes de los masajes conviene limpiarse las manos con un jabón cremoso y humectante o untarse con unas gotas de una loción a base de extracto de aceite de almendras. Ubique los dedos entre el cabello y tire hacia afuera, como si la mano fuera un peine para eliminar las cargas magnéticas.

Masajes faciales

Masajes faciales: las manos ponen en movimiento músculos y tendones, mientras que los aceites le agregan suavidad y tersura a la piel. Con la yema de los dedos se trabaja la zona orbicular de los ojos, incluyendo el párpado superior e inferior. El masaje arranca debajo del lagrimal, el ángulo externo del ojo y el arco del párpado. Este masaje activa y reafirma los músculos que sostienen los pómulos. Inicie el movimiento con el contorno del óvalo facial, por debajo de la mejilla Las presiones ascienden hasta llegar a lo alto del pómulo. Comenzando desde el centro de la mandíbula inferior, haga pequeños círculos con los pulgares hacia los oídos.

La presión se realizará formando una suerte de punteado con pausas. La línea que marca el rictus, desde las aletas de la nariz hasta el contorno del óvalo facial, es el itinerario que debe seguir el masaje para lograr reducir las líneas de expresión. También puede tonificar el triángulo de la barbilla con la misma técnica del masaje. Las presiones seguirán el dibujo triangular del centro del mentón. Realice un triángulo a cada lado, teniendo como vértice la comisura del labio. En este caso, sólo se realizarán tres masajes en cada lado. Por más información visite Jardines.

Soportar el peso de masajes en los pies

Los pies suelen ser los eternos olvidados, especialmente durante el invierno. Los auto-masajes diarios con aceites esenciales los mantendrán hidratados, fuertes y suaves. Colocar un pie sobre la rodilla de la pierna contraria y frotar ambos lados del pie con una mano encima y la otra debajo. Friccionar varias veces, desde la zona del tobillo hasta los dedos. Masajear la planta del pie con el puño cerrado. Terminar frotando el pie con ambas manos. Repetir la operación con el otro pie. Estrujar el pie como si fuera un trapo. Los movimientos tienen que ser suaves, primero hacia un lado y luego hacia el otro. Repetir la operación cinco veces y luego hacer lo mismo con el otro pie.

Consejo
Ponga los pies en agua tibia con sales durante 15 minutos. Séquelos y comience a realizarse los masajes con las esencias elegidas.

Sugerencia
Como tónico general y para estimular la circulación, el aceite de ciprés es excelente.

Como se comporta la respiración en una sesion de masajes

Se torna más profunda a medida que la persona se relaja y se fortalece mediante una sesion de masajes, así se incrementa la entrada de oxígeno en el cuerpo y la expulsión de dióxido de carbono de los pulmones. Los toques suaves y tranquilos permiten que la persona alcance un profundo grado de relajación y descargue las tensiones reprimidas. El masaje, combinado con las propiedades de los aceites esenciales, constituye una verdadera terapia holística.

Aceites esenciales para automasaje

Las distintas técnicas de automasaje tiene la función de estimular o relajar el cuerpo, dependiendo del efecto que se quiera lograr; y los aceites acompañan a los masajes aumentando su eficacia e incorporando otras propiedades. No deben aplicarse puros sino que deben diluirse en otros aceites que se denominan vehiculares o base; por ejemplo, el aceite de soja, de girasol, de jojoba o de germen de trigo. La proporción es de 10 mililitros de aceite esencial por cada 50 de aceite base. El aceite vehicular debe elegirse según el tipo de piel. Para hacer masajes corporales, el ideal es el de girasol.

Automasajes con aceites

Diluya el aceite elegido con un aceite vegetal (para evitar que la piel se irrite). Calcular una cucharadita del aceite elegido para cada pierna. Realice los automasajes vigorizante con las manos. No utilice aceite en exceso, la cantidad no es directamente proporcional a los efectos producidos. Si se coloca mucho aceite, la piel quedará demasiado resbaladiza y no podrá realizar las fricciones vigorosas que permiten eliminar los desechos de los tejidos.  Empiece por el tobillo, siga hacia la rodilla y el muslo, con fricciones suaves para ir haciéndolas, de a poco, más enérgicas.

Pellizque un poco del muslo. Amase utilizando la yema de los pulgares. Repita este masaje aromaterapéutico en otras zonas donde detecte que existe celulitis. Termine la sesión con masajes de movimientos ascendentes, largos y suaves, para relajar las zonas. Para mas información viste jardines y encontrara mucho material sobre plantas…


Todas los articulos publicados en http://aromaterapia-esencias.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a extramelb@gmail.com y sera removida a la brevedad, Muchas Gracias!