Archivo de la categoría ‘Farmacopea aromaterapia’

Baño de Aceite

Muchas personas sufren por la caspa, un problema muy molesto, contra el cual parece que aún no ha crecido ninguna hierba. Pero algunas recetas y esencias probadas de la aromaterapia pueden hacer milagros precisamente con este flagelo.

Perdido el apetito aromaterapia

Aquellos que han perdido el apetito encontrarán que un breve encuentro con bergamota, pimienta negra, manzanilla, hinojo, jengibre, lavanda o hierbabuena estimulará sus papilas gustativas; mientras que aquellos cuyo apetito los ha llevado por el resbaloso camino a la obesidad deben recurrir al hinojo, al enebro, al limón o al romero como ayuda para superar su apetito sobreentusiasta.
Usual mente, la insufrible neuralgia se calma con pimienta negra, manzanilla, eucalipto, lavanda, hierbabuena, árbol de té y tomillo.
Generalmente las palpitaciones se calman con lavanda, neroli, rosa, ylang-ylang y romero, y las miserias de la tensión premenstrual se pueden aligerar con manzanilla, ciprés, geranio, lavanda y rosa.
La amigdalitis sucumbe frente a la atención del benjuí, el Melalsuca leucadendron, el eucalipto, el geranio, el jengibre, la lavanda, el limón y el sándalo.
La manzanilla y la hierbabuena pueden ayudar a aliviar el enervante dolor de dientes. Aquellos que sufren de mal de viaje deben recurrir al jengibre o a la hierbabuena para aliviarse.

Por supuesto, no debería ser necesario aconsejar que si cualquiera de estos síntomas persiste por más de uno o dos días, deberá buscarse el consejo de un médico calificado.

Aromaterapia anti-digestión

La lista de aliados en la brigada anti-digestión es larga e incluye a la albahaca, la bergamota, la manzanilla, la Melalsuca leucadendron, el hinojo, el jengibre, la lavanda. el zacate de limón, la mejorana, la mirra, el neroli, la hierbabuena, el romero y la mandarina.
Al hígado le gusta el coqueteo con la manzanilla, el ciprés, el geranio, la lavanda, el limón, la hierbabuena, la rosa, el romero y la mandarina.

Aromaterapia

Los que sufren de gota encontrarán que el enebro, el limón, el romero y ef tomillo alivian ese dolor punzante. El hinojo, el enebro y el romero son aliados útiles para aquellos que han sido demasiado indulgentes en su relación con el grano o la uva y se encuentran con la resaca. (El hinojo se usa también para tratar a aquellos cuyo demasiado afeito hacia el licor los ha hecho dependientes de él.) Un dolor de cabeza de naturaleza no-alcohólica se calmará con alba-haca, manzanilla, lavanda, mejorana, hierbabuena v romero. La lavanda, la mejorana, el neroli v la rosa son especialmente eficaces como tónico para el corazón, mientras que la acedía puede tranquilizarse por medio de pimienta negra o limón, y el hipo con albahaca. hinojo o mandarina. La hipertensión, calamidad de la vida moderna, puede ser aliviada con recurrir a la señorita manzanilla y sus damas de compañía la lavanda, el limón, la mejorana.  Su hermana menor, la hipotensión, se puede tratar con romero y tomillo.

Molesta dermatitis

La molesta dermatitis se puede despejar con benjuí, enebro, lavanda, pachulí, hierbabuena y romero. Un sistema digestivo perezoso a menudo se ve estimulado con pimienta negra, hinojo, enebro o hierbabuena. Los trastornos estomacales, puestos en evidencia por la diarrea, pueden ser aliviados con pimienta negra, Melalsuca leucadendron, manzanilla, ciprés, eucalipto, romero v sándalo.
VA eucalipto, el geranio y el enebro han demostrado ser verdaderos amigos de los diabéticos.
Se puede calmar el dolor de oídos con albahaca. manzanilla y lavanda.
Un eczema se desmorona ante un ataque de bergamota, manzanilla, geranio, enebro, lavanda. mirra, pachulí y romero. La fiebre puede ser tratada con pimienta negra, manzanilla, eucalipto, jengibre, enebio. lavanda o hierbabuena. Las embarazosas flatulencias bien pueden calmarse con bergamota, pimienta negra, manzanilla, hinojo, jengibre, enebro y lavanda.

Farmacopea de la aromaterapia

Se sabe que el asma se alivia con benjuí, ciprés, eucalipto, incienso, lavanda, limón, mirra, hierbabuena, romero v tomillo.
Haga desaparecer furúnculos con bergamota, manzanilla, lavanda. limón, romero, árbol de té y tomillo. El benjuí, el Melahuca leucadendron, el eucalipto, el hinojo, el incienso, la lavanda, el limón, la mirra, la hierbabuena, el romero, el sándalo, el árbol de té y el tomillo son una bendición para aquellos que sufren de bronquitis. Muchas veces el catarro se alivia con albahaca, eucalipto, pimienta negra, incienso, lavanda, mirra y árbol de té. Los molestos sabañones sucumben ante los encantos del Fragante limón.
Frecuentemente, el herpes labial desaparece después del más mínimo coqueteo con lavanda o árbol de té, mientras que el ejército de aliados en el tratamiento del cólico incluye la bergamota, la pimienta negra, la manzanilla, la salvia, el hinojo, el enebro, la lavanda. el zacate de limón, la mejorana y la hierbabuena.
la colitis le disgusta la bergamota, la pimienta negra, la manzanilla, la lavanda, el zacate de limón, el neroli y el romero. A menudo, el incómodo estreñimiento se alivia con pimienta negra, hinojo, mejorana, rosa y romero; la tos v los resfriados se alivian con benjuí, pimienta negra, Melahuca leucadendron, eucalipto, incienso, jengibre, lavanda, limón, mirra, hierbabuena, romero, sándalo, árbol de té, tomillo y la horrible cistitis, con bergamota. Melalsuca leu-cadendron, eucalipto, enebro, lavanda, sándalo y árbol de té. Destierre la depresión con albahaca. bergamota, manzanilla, salvia, geranio, jazmín, lavanda, neroli, pachulí, rosa, sándalo, mandarina, tomillo.

La farmacopea de la aromaterapia

Las repisas de las bibliotecas y las librerías están cargadas de literatura relacionada con las propiedades curativas de los aceites esenciales. En este pequeño volumen no podemos hacer más, sino un recorrido relámpago por la poderosa medicina natural.
Pero son pocos los malestares cuyo tratamiento no pueda ser influido al recurrir a una Aromaterapia fructífera. Los aceites esenciales pueden utilizarse durante el masaje diluidos en una crema apropiada, con unas cuantas gotas en el agua de baño, inhalados en el vapor, respirándolos profundamente cuando se usan para perfumar un cuarto con un difusor o un atomizador, o en una compresa.
Los dolores y achaques desaparecen por arte de magia cuando se tratan con pimienta negra, manzanilla, eucalipto, incienso, jengibre, enebro, lavanda, limón, mejorana, hierba bueba, romero y tomillo.
El acné puede curarse con bergamota, manzanilla, enebro, lavanda, zacate de limón, pachulí, hierbabuena, romero, sándalo y árbol de té.

Aquellos que sulren de anemia pueden recurrir tranquilamente a la pimienta negra, a la manzanilla, al limón, a la hierbabuena, al romero y al tomillo para ayudar a normalizar
las cosas.


Todas los articulos publicados en http://aromaterapia-esencias.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a extramelb@gmail.com y sera removida a la brevedad, Muchas Gracias!