Archivo de la categoría ‘sahumerios’

Variedades de incienso en grano

Quienes realmente superan el mero encuentro cotidiano con un sahumerio, reemplazándolo por un verdadero arte y cultivo interior en la materia, afirman que el incienso de más calidad es el de grano.
Son varias las marcas que lo comercializan. El que más se usa (es el predilecto de las iglesias católicas) es el conocido “Incienso de Jerusalem”.
Este tipo de incienso se utiliza genetalmente con distintos carbones, aunque se recomienda el “instantáneo” que contiene en su elaboración nitrato potásico, carbón vegetal y una pequeña dosis de derivados del azufre. ¿Cómo se vende? En bolsitas de cien gramos o bien en cajas de catorce unidades.

Otra variedad de incienso en grano es el “Copal”, de origen centroamericano; y el “Cátaro”, que se comercializa en bolsas de noventa gramos y que posee un profundo aroma y fama de purificar los lugares en que se enciende. También se vende una mezcla de “flor celta” y granos de incienso cátaro, pero cuando hay mucha humedad en el ambiente puede dar malos resultados.

Otra variedad en grano es el incienso druídico, muy parecido al de jerusalem. La diferencia es que contiene en su elaboración una mezcla de hierbas entre las que se encuentran la ruda, el enebro y el muérdago seco.

El sahumerio de varilla

Revisemos algunos “Hatos imprescindibles para el uso del más popular de los sahumerios, el de varilla. Recuerde que siempre debe guardarse dentro de un estuche, cajita o del mismo paquete en el que viene cuando lo compramos. ¿Por qué? Para evitar que la humedad del ambiente pueda hacerles perder parte de sus propiedades. A esta clase de inciensos se los coloca sobre inciénsanos, de los cuales existen varios modelos en el mercado. Se pueden conseguir fotmas tan artísticas que van desde elefantes hasta Budas metálicos, o paisajes de alfarería con incrustaciones, importados directamente de Oriente. En algunos se pueden poner hasta cinco varillas, con lo que se logra realizar diferentes combinaciones de olores.

El sahumerio en la veneración hindú

Un aspecto importante de la veneración hindú, por ejemplo, es ofrecer agua perfumada para lavar el cuerpo de sus divinidades, así como diferentes maderas aromáticas de sándalo y azafrán en polvo o raspaduras. La mayoría de los pueblos orientales conservan todavía la tradición del ritual del sahumerio, tal como la desarrollaban sus antepasados. Por ejemplo, los musulmanes -sobre todo los que viven en la India- queman diferentes inciensos en las ceremonias de la circuncisión, virginidad y matrimonio.

Sahumerios y el significado a lo largo de la historia

Sahumerios significado: así es como se relaciona el placer de los Dioses con el placer de los hombres. Lo que nos gusta aquí en la Tierra a nosotros, le va a gustar seguramente a la divinidad. Otra manera de decir, según muchas tradiciones esotéricas, que en mi cuidado personal radica el cuidado de la Naturaleza, y que sólo al encontrar el equilibrio psicofísico podemos conectarnos con objetivos más nobles y espirituales. Antes de la llegada de los españoles, los indios de América utilizaban en sus sacrificios humanos, el Copal (una clase de incienso) que, según ellos, otorgaba una inmensa riqueza para todos aquellos que lo poseían. Por otra parte, los egipcios utilizaban diferentes sahumerios en fumigaciones y tratamientos médico-religiosos para “desterrar demonios y ahuyentar enfermedades”. Pero fue en la India donde se perfeccionó el uso de estas fragancias. Hace más de 3 mil años usaban gomas y maderas perfumadas para aromatizar y alejar las malas influencias, tanto de sus ropas como de sus hogares.

Sahumerios aliados del crecimiento espiritual

En el Antiguo Testamento, en el homenaje de los tres Reyes Magos de Oriente al recién nacido, Jesús de Nazareth, ya se cita al incienso como una de las ofrendas que le hicieron junto al oro y la mirra. Así es: desde los tiempos más remotos el hombre deseaba conectarse con los dioses (un símbolo de bienestar interior), y para lograr ese fin quemó en todo tipo de recipientes y altares, sustancias de sutil fragancia. Y siempre ha creído que esos aromas lo podían comunicar con las divinidades. Entre la mayoría de las reiligiones no existe una gran diferencia. Al menos a la hora de elegir inciensos y sahumerios. Los más antiguos libros de la historia hebrea mencionan: “Harás un altar y en él Aarón quemará incienso de olor suave cada mañana, para mi gozo”(E-xodo30. 1-7).

Sahumerio

Cada esencia influye en el mundo sutil de distinta manera; por ejemplo, se afirma que al arder, el pino, el cedro y el sándalo generan un perfume de tipo dionisíaco, y todas estas sustancias sumadas a la lavanda estimulan al ser más recóndito permitiéndole manifestarse creativamente en lo pictórico, místico, laboral o poético. Antes de comprar, no hay que olvidar cerciorarse de su calidad. Un buen sahumerio están hechos a la cera y vienen en paquetitos de 10 a 30 unidades.

En general, los de 30 son importados de la India. Los locales de gran calidad suelen conseguirse de a 10 o 15 unidades. Los otros que se venden sueltos están hechos a base de aserrín y son tóxicos para los pulmones: así que, por el bien de la salud, no hay que olvidar constatar su marca y su calidad.

Sahumerios que armonizan el ambiente

Desde hace siglos se usa la incineración de sustancias aromáticas en innumerables ritos y ceremonias religiosas. La propia etimología de la palabra perfume habla de la presencia cotidiana de los sahumerios en la antigüedad, porque deriva de la expresión per fumum, que significa a través del humo. Sin embargo, no son tan populares como las velas, porque producen aromas más concentrados que resultan desagradables para algunas personas. Una ventaja es que se pueden dejar encendidos aun cuando no se está en casa, porque no representan ningún riesgo de incendio.


Todas los articulos publicados en http://aromaterapia-esencias.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a extramelb@gmail.com y sera removida a la brevedad, Muchas Gracias!