Entradas con la etiqueta ‘esencia de rosas’

Antes del masaje

Antes del masaje, el aromamasajista decidirá qué aceite o qué combinación de aceites utilizar para asegurarse de que se diluyan en un aceite base apropiado, en la proporción adecuada. Las concentraciones de entre medio y uno por ciento se deben usar para un masaje facial o si se usa la albahaca, la manzanilla, el hinojo, el jengibre, el zacate de limón o el toronjil. Bajo ninguna circunstancia debe usarse una concentración de más de tres por ciento.
No nos es posible, dadas las restricciones de espacio, efectuar una introducción a las mezclas innumerables que se pueden preparar para aliviar dolores y achaques, para tranquilizar, para relajar los músculos, para aumentar la resistencia física y desvanecer la tensión, para refrescar y para fomentar el romance.
La madre naturaleza nos ha donado tal riqueza de aceites que seguramente hay una mezcla ideal para usted, entonces, a como dé lugar, siga los consejos ofrecidos por Colé Porter, un maestro de la Lírica Ágil, quien escribió en su extravagancia musical, Ninfa Errante, “la manzana en la cima del árbol, no está nunca demasiado alta para poder alcanzarla”. Así es que siga el ejemplo de Eva, experimente…

EL NEROLÍ

Qué apropiado que este noble aceite extraído del árbol de naranja amarga fuera llamado así en honor a una mujer de noble nacimiento -la Princesa Anne Marie de la Tremoi-lle de Neroli qué inapropiado que en un cierto momento de su historia este aceite fuera aprovechado por mujeres de poca virtud, en Madrid, para permitir que los hombres que buscaban sus favores las identificaran.
El neroli es un antidepresivo de alguna significancia: tres gotas mezcladas en una cueharadita de aceite de almendra y frotadas en el plexus solar conforme a las manecillas del reloj, en la nuca y en las sienes, y luego respiradas profundamente durante diez minutos, desvanecen la depresión de manera milagrosa. Aquellos que encuentran evasivo el sueño deben buscar alivio agregando unas cuantas gotas de aceite de neroli al baño tibio.
El aceite de neroli es adecuado para casi lodo tipo de piel, pero aquellos cuya piel posee cierta sensibilidad deben tener cuidado de usarla sólo en su más baja concentración una cueharadita por tres do aceite portador debe ser suficientemente fuerte. Entre los admiradores del neroli se cuenta María Antonieta, la muy difamada reina de Luis XVI, que tiene reputación de haber pedido su aceite favorito la tarde: de su cita fatal con madame Guillotine.

Una ducha perfumada

Una ducha perfumada
Una vez completadas las abluciones básicas, quédese un momento bajo la cascada vigorizante v rocíe hasta tres gotas del aceite deseado en una esponja o una franela completamente mojada y frótela por todo el cuerpo. No se sienta tentado a aplicar el aceite directamente sobre la piel. Respire profundamente durante unos minutos y salga de la ducha como una persona nueva.

Inhalación
Probablemente la abuela no sabía que estaba practicando Aromaterapia cuando sostenía la cabeza de los jóvenes que sulrían de resfriado sobre un recipiente de agua humeante a la cual había agregado una mezcla mágica de aceites, cuyos componentes eran un secreto familiar atesorado. Inhalación de pañuelo
l na o dos gotas de un aceite esencia] adecuado en un pañuelo, de tela o desechable, pueden tener un efecto tranquilizante durante las crisis que ocurren al viajar, tal vez cuando ha caído un rayo en el propio postillón.

Baños de pies
Sumergiendo los pies (o las manos) en una tina de agua caliente a la cual se han agregado seis gotas de un aceite apropiado, protege contra los escalofríos y trae un bienvenido alivio al reumatismo, al dolor causado por la artritis, a los sabañones y al pie de atleta.

Compresas
Alivie dolores musculares, terceduras y contusiones con una compresa tratada aromáticamente; fría para terceduras, contusiones, hinchazón, inflamación y dolores de cabeza; tibias para dolores musculares, dolor de dientes, furúnculos   abscesos. Las compresas tibias también pueden ser evocadas por miembros del bello sexo que sufren de cólicos menstruales v cistitis.

Jengibre

Santa 1 lildegarde, la mujer que curaba en el siglo doce, atribuyó al jengibre poderes estimulantes de naturaleza sexual, especialmente útiles para hombres de una cierta edad. La receta acreditada a la santa mujer (aunque, tal vez, podría ser de origen mucho más antiguo) era una parle de aceite de romero mezclado con dos partes de aceite de ajedrea   de clavo, tro de germen de trigo y de jengibre, agregando todo a una cantidad apropiada de aceite de soya v masajeado en las regiones inferiores de la columna vertebral. Después se le administraba al paciente una tisana de jengibre rasado disuelto en agua caliente con una pizca de romero v una pizca de ajedrea; luego se le agregaba una rama de canela al líquido durante cinco minutos, después de los cuales se bebía la tisana.

El jengibre ha sido utilizado con éxito (bien que con cuidado) en el tratamiento de la artritis, los sabañones y la tensión nerviosa, y en beneficio de quienes sufren de resfriados, cólico, fibrosis, mala circulación y reumatismo.


Todas los articulos publicados en http://aromaterapia-esencias.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a extramelb@gmail.com y sera removida a la brevedad, Muchas Gracias!