Entradas con la etiqueta ‘perfumes’

Historia de la aromaterapia

Historia de la aromaterapia
El tratamiento con sustancias aromáticas naturales y con los aromas es tan antiguo como la humanidad misma. Mucho tiempo antes de utilizarse las esencias vegetales con fines medicinales, las plantas fueron de vital importancia como alimento. Al buscar diariamente los alimentos, se controlaban las plantas con los ojos y con la nariz para verificar si eran comestibles. Al hacerlo, nuestros antepasados adquirieron conocimientos importantes sobre plantas tóxicas, no comestibles, pero también sobre plantas comestibles y de muy buen sabor. Se comprobó que muchas plantas, cuando se ingerían, no solo satisfacían el hambre, sino que también tenían otras virtudes: algunas estimulaban la digestión y dejaban una sensación agradable en el estómago, y otras por el contrario provocaban náuseas o malestar físico.

LOS ENTORNOS PERFUMADOS

Muchas y variadas son las fragancias v las atmósferas
que se pueden crear en el aire desterrando el aire viciado de los rincones y las grietas de la casa. Son muchos y variados los medios que tiene a su disposición para hacerlo, pero uno de los más simples y efectivos de todos es el llenar una botella con atomizador con agua destilada y agregar algunos aceites esenciales, para rociar el aire con una rica aspersión de la belleza.
Para llenar un cuarto con la fragancia del bosque, vierta cuatro onzas líquidas de agua destilada en la botella y agregue cincuenta gotas de pícea, veinticinco gotas de lavanda y de eucalipto y veinte de cedro. Casi oirá el crujir de agujas de pino bajo sus pies mientras camine del escritorio al decantador.
Para una atmósfera más de especias, rocíe una mezcla de la misma cantidad de agua dentro de la cual ha hecho llover diez gotas de lima, quince de clavo, veinte de jengibre, de canela y de anís y treinta y cinco de alcaravez. Cerrar los ojos y respirar profundamente es ser llevado a un mercado Zanzíbar de especias, donde el clamor de los aromas compite por su atención.
Disfrute de un paseo imaginario en un jardín de flores lavorito inundado con brotes de colores fuertemente perfumados al rociar el cuarto con diez gotas de jazmín, quince de canela, veinte de clavo, veinticinco de rosa y cincuenta de naranja, todos mezclados en cuatro onzas líquidas (110 mi) de agua destilada.
Y aquellos que encuentran que un fuerte olor a limón añade un poco de gracia, no necesitan más que mezclar diez gotas de pachulí y de naranja, cincuenta de toronja y la misma cantidad de lima, una vez más con cuatro onzas líquidas de agua destilada, y rociar el cuarto de manera correspondiente.
Una refrescante atmósfera de menta se puede lograr rociando una mezcla de cuatro onzas líquidas de agua destilada con diez gotas de lima, de hierbabuena y de benjuí, veinte de romero, treinta de lavanda y cuarenta de menta verde. Llenar los pulmones con aire refrescado por este intoxicante aroma despeja la cabeza de manera gloriosa y le da ánimo para enfrentar cualquier cosa que el mundo pueda querer arrojarle.

La manzanilla

Su nombre viene del griego para “manzana de tierra”, por su olor similar a la manzana. Es una planta de la familia Compositae, cuyas flores se usan en la medicina por sus propiedades vehementes y tónicas.

La lista de enfermedades que tienen reputación de beneficiarse con la Anthemu noblis y con su hermana Malricaria reculi-ta va desde la colitis hasta el reumatismo. Los hombres y las mujeres jóvenes que sufren la maldición del horrible acné deben recurrir a esta poderosa esencia, como también aquellos que sufren de ansiedad, furúnculos, sabañones, cólico, herpes, indigestión, insomio y muchos otros padecimientos.

La manzanilla armoniza, pacifica y relaja. Aquellos que proclaman sus alabanzas con más fuerza abogan por su uso debido a la dulce serenidad que les imbuye. Entre aquellos que han abogado por su uso en el pasado se encuentra el sagaz Hipócrates, quien la dedicó al Sol porque “cura la fiebre”. En 1656 John Parkinson, el más valioso de los herbolarios, escribió que un baño cuyas aguas fueran ricas en manzanilla podía usarse, “para confortar y fortalecer a los sanos y aliviar el dolor de los enfermos”.


Todas los articulos publicados en http://aromaterapia-esencias.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a extramelb@gmail.com y sera removida a la brevedad, Muchas Gracias!